Empresa Familiar: "¿Como hacer la transformación tecnológica manteniendo los valores?".

Actualidad
07/11/2018

El foro ‘7 casos de éxito’ organizado por la Asociación de la Empresa Familiar Aragonesa, abordó el reto de cómo dar el salto tecnológico manteniendo los valores, dentro de una jornada en la que diferentes empresarios y directivos dieron su visión actual y futura de los próximos retos .

“Cada empresa familiar es de su padre y de su madre, pero a todos nos toca reinventarnos y evolucionar sin miedo». Así lo dijo ayer Rafael Erhardt, vicepresidente de la compañía vasca Erhardt, ya en cuarta generación, al participar en la jornada ‘7 casos de éxito’ organizada por la Asociación de la Empresa Familiar de Aragón (AEFA) . «Lo que nos mueve es dejar un patrimonio que va a perdurar, el largo plazo. Otros buscan el beneficio a corto, pero no la empresa familiar y por eso se involucra tanto en inversión y desarrollo», señaló el directivo vasco. Ante el cambio tecnológico, no queda sino «reinventarnos: eso nos tocó a mi hermano y a mí», reconoció.

«La mirada a largo plazo, la inquietud y la capacidad de adaptación es lo que te ayuda a crecer», añadió Alfonso Sesé, presidente del grupo Sesé, otro de los participantes en la primera mesa redonda, moderada por Mikel Iturbe, director de HERALDO.

«Generosidad y valentía definen a la empresa familiar. Su principal reto es mantener el espíritu emprendedor a medida que la familia crece» y, por supuesto, «trabajar la comunicación y las emociones a la hora de tomar decisiones», señaló Nuria Vilanova, presidenta de la consultora Atrevia.

«El éxito está en mantener el equilibrio entre los aspectos personales y profesionales», añadió el presidente del Grupo Sesé. En su caso, siendo segunda generación ha optado por «crear un consejo de administración para repartir la responsabilidad».

El vicepresidente de Erhardt recordó que «hace 15 años creamos un consejo independiente que nos asesora». Es mucho, reconocieron los ponentes, lo que se juega una empresa familiar: su imagen personal, la de la compañía y la de toda la familia. Y para ese plus de responsabilidad y los conflictos que se generen, señaló Erhardt, «el protocolo está bien tenerlo, pero lo que vale sobre todo es sentarnos los hermanos a comer y cenar a menudo».

Lo que funciona es la comunicación. «Liderazgo, innovación, confianza... lo que te aporta una empresa familiar son los valores, que te sientes parte de un proyecto de éxito», subrayó Sergio López, director general de Hiberus (Henneo). «Cuando me impliqué siendo la pata tecnológica de esta empresa familiar, en 2011, éramos 250 personas y ahora somos prácticamente 1.000». En los valores y la capacidad de retener talento radica el futuro, dijo.

«Hay que gestionar el día a día sin dejar de ganarnos el futuro», destacó por su parte Félix Gil, director general de Integra Estrategia y Tecnología.

Celebrada en la Cámara de Comercio de Zaragoza, la jornada contó con una nutrida presencia de empresarios como Alfonso Soláns (Pikolin), Jorge Villarroya (IQE), Paloma de Yarza e Íñigo de Yarza, (Henneo), Carlos Pascual (Grupo Integra), Carlos Oehling (Fersa Bearings) y Daniel Rey (Grupo Rey), entre otros.

Montse LLORENTE ( Heraldo de Aragón)

Imágenes relacionadas